ASTENIA PRIMAVERAL


La astenia primaveral se caracteriza por ser un estado de continuo cansancio físico e intelectual, debilidad, desmotivación, alteraciones en el humor y falta de vitalidad generalizada. Son las mujeres las que más la padecen y la mayor frecuencia se aprecia entre los 30 – 40 años de edad.


Tiene distintas causas. Los cambios climáticos que se producen en primavera ( más luz y horas de sol, aumento de la temperatura, variaciones de humedad y presión atmosférica, etcétera ) y la adopción de otra rutinas, pueden alterar los biorritmos, haciendo disminuir la producción de endorfinas, que son las hormonas del bienestar.


No es una enfermedad, sino es un trastorno adaptativo leve, transitorio y pasajero, que produce unos síntomas que no son graves y que por tanto se pueden superar sin la necesidad de acudir al médico ni tomar ningún medicamento.


El diagnostico es clínico. Los síntomas característicos, son: Cansancio generalizado, falta de energía para realizar tareas cotidianas, dificultad para conciliar el sueño, somnolencia diurna, irritabilidad y nerviosismo, disminución del apetito, bajada del deseo sexual, malestar general y dolor de cabeza, problemas de concentración, tristeza inexplicable, cierta pérdida de memoria, tensión arterial baja.


Estos síntomas pueden durar una o dos semanas, que es el tiempo que nuestro cuerpo tarda en acomodarse a los nuevos cambios climáticos. Depende de la persona, aunque en ningún caso debe ser un mes. En este caso, estaremos hablando de un problema mayor, como puede ser una anemia, enfermedades mentales, etcétera. En tal caso, debemos acudir al médico, para que nos diagnostique, ya que se puede confundir con otras patologías.


Es complicado tomar medidas preventivas porque es difícil saber cuándo se va a producir. Para intentar evitar este trastorno, lo único que se puede hacer es llevar una dieta sana y mantener un estilo de vida activo. Podemos seguir algunos consejos en nuestro estilo de vida para conseguir superar antes la astenia.


CONSEJOS PARA SUPERAR LA ASTENIA PRIMAVERAL.


Alimentación e hidratación adecuada.

Se recomienda hacer 5 comidas para que nuestro cuerpo no sufra hiperglucemias que nos puedan afectar causando astenia continua, cansancio e irritabilidad. Seguir una dieta basada en alimentos frescos ricos en minerales y vitaminas y menos productos preparados. Conviene que la dieta sea menos calórica y más suave para no sentirnos pesados y facilitar la digestión. No conviene hacer la dieta sin la supervisión de un profesional ya que puede conducir a una falta de vitaminas o minerales o una malnutrición y que estemos más cansados.

Hay que beber por los menos dos litros de agua al día. Una hidratación inadecuada puede afectar a nuestro estado de salud general.


Descanso adecuado.

Es fundamental aumentar las horas de descanso. Hay que dormir unas 8 horas diarias, porque la astenia al alterar el sueño nos puede producir insomnio, y al descansar poco puede producir somnolencia al día siguiente. Hay que intentar seguir una regularidad, y seguir unos horarios fijos en cuanto a alimentación y descanso, para que nuestro organismo se adapte antes a los cambios.


Ejercicio físico diario.

Es necesaria la práctica de actividad física regularmente ya que el deporte propicia la liberación de unas hormonas llamadas endorfinas (hormonas de la felicidad), que ayudan a activar el organismo y el cerebro. Puede ser cualquier actividad física (caminar, andar, etcétera), pero es recomendable que sean actividades placenteras, ya que la astenia provoca una desmotivación general.


No automedicarse.

Una persona con una dieta variada no tendría que recurrir a un complejo vitamínico. Pero hay personas que no llevan una alimentación sana y equilibrada, por lo que sería necesario un aporte de vitaminas y minerales extra. Aunque siempre sin exceder las cantidades diarias recomendadas ( CDR ) y siguiendo las indicaciones de un médico o farmacéutico, que indiquen cómo tomarlo, cuándo y durante cuánto tiempo.


En el hipotálamo se regula la secreción de un neurotransmisor llamado serotonina que está implicada en el estado del ánimo y vitalidad de las personas. Cuánto más cantidad de serotonina se segrega, mejor es el estado anímico. En caso de poseer un nivel bajo de este neurotransmisor, se produce un estado de tristeza y decaimiento. Para mantener un buen nivel de serotonina, es imprescindible realizar una alimentación sana y equilibrada, que aporte todos los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.


Si estas interesado, te podemos recomendar algunos nutrientes y complementos alimenticios para hacer frente a la astenia. Pregúntanos.


Posts
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Posts recientes
Archivos

Teléfono 961.089.681    Valentín Planells 17  46900 Torrente  - Valencia 

info@farmaciajosecastello.es

  • Wix Facebook page
  • Wix Google+ page

Al navegar a través de este sitio web aceptas explicitamente las presentes condiciones consistentes en el Uso de las Cookies, el Aviso legal y la Política de Privacidad

© Farmacia José Castelló